23 abr. 2016

Pliego III

Avanza siempre. El fango le llega hasta la rodilla 
y luego al vientre.  Pliego III

Publicar un comentario en la entrada