14 jun. 2009

Sensación, Arthur Rimbaud

En las tardes azules de verano iré por los senderos, picado por la trigo,hollaré la hierba menuda; soñador,sentiré el frescor en mis pies, dejaré que el viento bañe mi cabeza desnuda. No hablare, no pensaré en nada: pero el amor infinito me subirá al alma, me iré lejos, muy lejos,como un bohemio, por la Naturaleza- feliz como una mujer. Marzo 1870
Publicar un comentario